Actualmente la fisioterapia se encuentra oficialmente reconocida por el sistema nacional de salud y forma parte de hospitales y centros de salud, en diferentes especialidades médicas. En cambio, la osteopatía está reconocida como un tipo de medicina alternativa por la Organización Mundial de la Salud pero, aunque está oficialmente reconocida en otros países, en España no ostenta el mismo reconocimiento institucional que la fisioterapia.

 

La diferencia más importante entre la fisioterapia y la osteopatía es el enfoque del tratamiento y la capacidad de diagnóstico. En el caso de la fisioterapia se realiza un tratamiento más analítico de la lesión, aplicando terapias naturales y usando medios físicos naturales como la cinesiterapia, la hidroterapia, la electroterapia (ultrasonidos, infrarrojos..), etc.

 

Por otro lado,  mientras que la fisioterapia en el tratamiento de la lesión, el objetivo de la osteopatía es localizar el origen del problema y entender cómo el organismo ha llegado a desarrollar ese tipo de lesión.

 

En el caso de la terapia manual ortopédica, la principal diferencia entre ésta y la fisioterapia y la osteopatía se encuentra en el proceso de evaluación del paciente tras el tratamiento y el programa de ejercicios personalizado para el paciente. La terapia manual ortopédica se basa en un examen exhaustivo de los patrones de movimiento del paciente, incluyendo las restricciones de movilidad y los movimientos compensatorios anormales que impiden la mejoría del estado del paciente. Con este tipo de terapia se realiza un ciclo continuo de evaluación, tratamiento, re-evaluación y tratamiento adicional basado en la respuesta del paciente a la terapia realizada. En este caso, la respuesta del paciente a la terapia manual ortopédica ejerce de guía para el fisioterapeuta acerca de cómo puede ser mejorado el tratamiento de la lesión, de forma independiente, por el paciente.

 

Write a comment:

Deja un comentario