¿Qué es?

 

El parto es el proceso más importante en la vida del ser humano, de cuya evolución puede depender la calidad de vida posterior. Durante el proceso de parto, el bebé debe pasar a través de una serie de una serie de cavidades anatómicas, óseas y estrechos musculares. Es durante este proceso cuando se pueden llegar a producir gran parte de las disfunciones presentes en el neonato.

 

En el interior del vientre materno, las disfunciones presentadas por el bebé suelen estar asociadas a posiciones fetales mantenidas durante un largo período de tiempo, o al escaso espacio intrauterino en el caso de embarazos gemelares.

 

Durante el parto, cuando el trabajo fetal comienza con las contracciones y finaliza con la expulsión final de bebé, se pueden producir disfunciones craneales relacionadas con y la tracción, así como las disfunciones derivadas de partos instrumentados: deformidades en la cabeza (abultamientos o aplanamientos), estiramientos del plexo braquial e, incluso, roturas de clavícula.

 

Desde la osteopatía se trabajan todas las lesiones producidas antes, durante y después del parto. Durante el tratamiento de osteopatía se abordan las disfunciones mediante técnicas suaves y sutiles, totalmente seguras para el bebé.

 

Indicaciones:

 

Las indicaciones que se suelen abordar, de forma más frecuente, en la osteopatía pediátrica son:

 

  • Plagiocefalia, platibasia y otras deformidades craneales, ya sean congénitas o adquiridas.
  • Tortícolis del bebé.
  • Cólicos del lactante, estreñimiento, reflujo gastroesofágico, gases, etc.
  • Déficit de atención, dificultad en el aprendizaje…
  • Enfermedades neurológicas, ya sean centrales o periféricas.
  • Cefaleas, migrañas…
  • Trastornos en las mandíbulas, dientes, lengua, etc.
CategoryFisioterapia
Write a comment:

Deja un comentario